HILOS TENSORES FACIALES



La principal utilidad de los hilos tensores faciales es combatir la flacidez, que suele localizarse en la parte inferior de mejillas, laterales de la barbilla y cuello. Hay dos tipos fundamentales de hilos. Por un lado existen los hilos de polidiaxona, espiculados o no, ambos que producen una reacción del organismo en torno a este tejido, produciéndose una proliferación del tejido conectivo. Esta reacción de tejido en combinación a la colocación de los hilos combate en cierto modo la flacidez.

El segundo tipo de hilos, de tecnología mucho más avanzada, son los comercializados bajo el nombre de SHILOUETTE SOFT, fabricados en EEUU, se basan en un hilo de polipropileno que lleva unos conos del mismo material, los cuales al colocarse producen una verdadera tracción de tejido, aparte de producir una reacción de tejido aún mayor que los de polidiaxona.

Ambos tipos son de material reabsorbible, aunque los segundos tienen una duración mucho mayor, así como la potencia de su efecto y su duración.

Unidad Láser